lunes, 8 de marzo de 2010

Mi pequeña hermanita quinceañera



http://www.youtube.com/watch?v=qoLeKyU9IC4


http://www.youtube.com/watch?v=06z5r2jBnR8


Un tal día como hoy del año 1994, nació Bruna, mi hermana.

Recuerdo aquél día como si fuese hoy, al igual que los días previos a tu nacimiento…

Tu nombre me encanta, tanto que yo te puse ése nombre. Me acuerdo de las primeras veces que te vi –y digo vi porque, sabemos cómo es nuestra mamãe… jaja–: Tan pequeñita, con los ojos bien grandes y con mucho pelo y dicho pelo muy oscuro (todo lo contrario a mí de bebé). Eras como mi muñeca nueva, sólo que, una muñeca con corazón y con mi misma sangre. Mientras escribo éstas palabras, me vienen a la mente nuestras fotos de chamaquitas. Eras del tamaño de mis muñecas, tanto que todas las persona que vieron fotos nuestras en las cuales salía alguna de mis muñecas, siempre soltaban y siguen soltando el mismo comentario de ‘se parece a la muñeca’ o ‘casi no se sabe cuál es la muñeca’. Es inevitable que no hable de cuando eras pequeña, te sigo viendo así ahora, por mucho que midas prácticamente igual que yo. Soy tu hermana mayor, tu segunda madre, la que nunca te fallará –lo sabes de sobra ya–. La que siempre estará a tu lado. La que... la que... bla bla bla:

LA QUE POR TI DARÍA LA VIDA, SIN PENSARLO.

Créeme que cuando te aconsejo, es porque lo veo debido. Espero que algún día logres entender mis consejos y no te los tomes siempre como un ataque personal. Y, como bien sabes, no me suelo equivocar con nada… Infelizmente, no puedo decir que, estemos pasando por nuestro mejor momento como hermanas –las indiferencias abundan entre nuestra igualdad tan grande– pero, todo se puede arreglar con una verdad a tiempo, o unas disculpas atrasadas (más vale tarde que nunca). Te deseo lo mejor de todo lo mejor que exista en éste shit mundo. Eres la mejor hermana que una persona podría tener y, que conste que ésta típica de ‘mi hermana es la mejor del mundo’, no se puede aplicar para todos, ya que es MI HERMANA la mejor del mundo, no la de ustedes.

Sin más que añadir, sin derramar lágrimas: Feliz cumpleaños, Bu.


Tu hermana, una loca sin remedio pero, que sabe distinguir lo infinitamente que te ama.